lunes, 31 de diciembre de 2012

Diálogo

Lo primero de todo:
quiero que tengas claro
que tú eres como el oro
y te quiero a mi lado.

Dices que soy oro, y este,
cual fuego brilla y arde...
No gusto si eso sientes
pues más luce el diamante.

Pues me serás diamante,
la más preciosa piedra.
Ansiada en todas partes,
buscada en toda tierra.

Dices que soy diamante,
no quiero serlo, no...
¿Para cuando te canses
pudrirme en un cajón?

Pues me serás el sol,
la luz incandescente.
El más puro calor
que perpetuamente hierve.

¿Dices que soy sol? mira:
no me hace estar conforme,
de mí te olvidarías
al irme en cada noche.

              ...

Podrías serlo todo,
desde principio a fin.
Da igual  sol, diamante, oro...
si siento amor por ti.




Rafael Eduardo

martes, 25 de diciembre de 2012

Irreemplazable mujer.


Una sonrisa escondida bajo su inocencia.
Es juventud pero irradia lo vivido.

Pocos son capaces de adivinar su luz.
Sólo a quienes llaman ciegos pueden verla.

Acompaña aún lejos y rodeada por cientos...
Su triste mirada transmite... su irreemplazable calidez.
Su frágil tez despista su fuerza.

Su desnudo sorprende curvas sin fin que llevan al va y ven.
Él teme su pasión, su dulzura y su inocente mirada envolvente.




Nadie supo desnudarla de aquella forma.




Ana Pecado

domingo, 9 de diciembre de 2012






Siento como se me hiela el cuerpo.

Mi corazón parece querer decirme algo,
está inquieto y aporrea con fuerza el pecho.
Mis manos buscan algo que palpar.
Mi cuerpo ya no necesita calor.
Hoy somos yo y el mundo.

Siento como se me hiela el cuerpo.

Mi mirada parece no decir nada.
Mis piernas cierran en calor por miedo.
Sólo me queda gritar.
Convulsiones repetidas terminan dañando.
Hoy somos yo y el mundo.

Siento como se me hiela el cuerpo.

La piel se esconde bajo corteza dura.
Se dilata y llora ingenuo.
Yo cierro los ojos imaginando ese lugar.
Quiero escapar... aunque siga sintiendo frío.


Ana Pecado


sábado, 1 de diciembre de 2012

Dos mitades


-En el amor,alguna que otra vez me he equivocado,
pero como fallo en todo ya estoy más que acostumbrado.
Hay quien desea robarle a las estrellas hasta el brillo,
yo prefiero conquistar princesas antes que castillos.
¿Tú nadas entre sirenas o bailas con vampiresas?
¿son tus curvas o tus ojos lo que me hacen de ti presa?

-No son curvas, ni miradas.
Es el suavón azúcar que adivinas a lo lejos.
Ni te atrevas a esquivarlas.
Te buscamos varón sin nombre en pensamientos.
No te engaño si te digo que lo callan las mujeres.
Que te buscan a escondidas y que esperan tu descaro.
Son juegos, que se dice, que alegran los días.
Perdona si no callo como hace la que miras...

-Óyeme mujer de ensueño que paseas por mi mente:
arde mi alma y cada verso por las ganas de tocarte.
Tú que habitas en las ansias de los hombres que te sienten
tan lejana frente a frente y tan cercana allí en sus artes.
Tú, que siempre vuelas libre,
tantos quieren encerrarte.

-No sabrás donde encontrarme.
Vuelo libre como dices sin límites en cadera.
Deseo al hombre que me ansía como tu las carnes de sirena.
No desarmes, no te pierdas, ves de lejos nuestras artes.
No descartes, no pierdas, lucha por desnudos suaves.

 -Solo si es el tuyo,
pero intuyo que lo sabes.









jueves, 29 de noviembre de 2012

Tu abisal mirada



















En las profundas entrañas
de la sangre de la tierra
los colores tornan negros.
No se sabe lo que encierran,
quizá fósiles vivientes,
quizá una ciudad perdida,
hay demasiados misterios
en la nada sumergida.
Y así, siento que en tus ojos
súbito este abismo brota,
y ahogándose palabras
noto que mi mente flota.
Es cómodo, inexplicable,
suspenderse en el vacío
de este negro tan profundo
de tus ojos y los míos.
Y son tantos los secretos
escondidos en el mar,
que sin verse están ahí,
pues habrá que bucear...
Bucear en tu mirada,
sumergirme en tus pupilas,
dejar atrás la córnea,
llegar al abismo que hilas
con ocultos sentimientos
que forman esta marea,
oscura y desconocida,
donde escondes qué deseas.

Quiero, deseo perderme
en tus más hondas entrañas
sin saber a dónde llegan.
Eso sí... tú me acompañas.
























Rafael Eduardo

sábado, 24 de noviembre de 2012

Un grito ahogado.





Un grito ahogado nos hizo escapar de quienes espían.
Llévame lejos de sus ropas y castidad.
Ya cicatrizaron aquellas heridas.
Quiero vestir mi piel y prestarte mis ganas lejos del mundo.
No temo nada si no cesas tus caricias.
Mi deseo no se apaga y el tuyo quizás lo eche en falta.
Sigue meciéndome en sueños con tu cuerpo.
No quise despertarte nunca y haré que tu sueño continúe.
Yo seguiré despertando agitada a tu lado, pero siempre en silencio.



Ana Pecado


viernes, 16 de noviembre de 2012

¡Qué raro está el cielo cuando está verde!



Además, no entiendo que les pasa a los gatos cuando van por la calle andando a dos patas. 
¿Lo hacen porque se creen mejores que el resto?
¿Y no te has fijado? Los abuelos y abuelas nos tienen engañados.
Fingen. La tensión y el azúcar son enfermedades inventadas, en realidad son una patraña para pasar el día sin hacer nada. Así tienen una chacha para que les limpie y haga de comer, son muy listos.
Bueno, y el machismo... otra invención. 
En realidad los hombres siempre han sabido que la mujer es superior, o eso creen ellos, pobres. 
Siempre tan sumisos...
¡¡¡QUE COSAS!!!
Y pobre de ti que seguramente ni te habías enterado de estas cosas.
Pero claro.. eres un hombre.
Mira, nosotras las mujeres queremos cuidar de ti, así que lo mejor para no pasar malos ratos es que solo pienses en el sexo y en darnos mucho placer siempre.
De esa forma no tendrás más preocupaciones.
Tu sólo acarícianos siempre que puedas, y con nuestro permiso, por supuesto, todo el cuerpo.
Haznos un traje de saliva, cuando la ocasión lo requiera.
Cuando sepas que el grado de humedad aumenta más de lo normal, pues nos tocas el cuerpo como si llevases años sin ver ni tocar a una mujer, que nunca viene mal. 
Finges que se te agita la respiración. ¡Y si nos empotras contra la puerta mejor, que suena fuerte!
Ahora descansa y no te preocupes por nada más cariño.
Deja que nosotras pensemos por ti.



De alguna forma había que remontar.


Ana Pecado


domingo, 11 de noviembre de 2012

Y ni sabrás que va por ti


Entre el humo de un cigarro
como el barro te consumes
ante un agua que es un llanto,
y así de lunes a lunes.

     Las estrellas de tu cielo
     ya dejaron de brillar.
     Tu amor fue como un destello:
     impactante, mas fugaz.

          Malherido y derrotado
          entre esencia gaseosa...
          ¡es el humo puro llanto
          que cambió ojos por tu boca!

               Que los besos fueron sueños,
               muy dulces mientras se tienen,
               pero en cuanto estás despierto
               la realidad te hiere.

          Quizá por eso prefieras,
          como tantos, evitar
          el mundo que te rodea,
          ¡con el que te estrellarás!

     Y ya fluctúa sinuoso
     e intocable el dragón gris,
     causándote mil destrozos
     sin que brote el carmesí.

A mí me parecen gritos
condensados en el aire
que atraviesan triste filtro
en vez de cuerdas vocales.

     Son estos gritos de auxilio
     rotos en notas inertes,
     danzan en aires con vicio
     y llorando a mares siempre.

          Tan espeso y tan ligero
          como amor y odio tal vez.
          Irregular alza el vuelo
           para hacerte perecer.





Rafael Eduardo

martes, 6 de noviembre de 2012

Todo sigue igual menos...







Si miro tras el cristal, lo siento.
Me veo reflejada en el espejo y lo veo.
Escucho sonrisas, veo sonrisas.
Escribo e imagino la melodía de mis palabras.
Cada mañana me despierta la misma banda sonora y me encanta.

Puedo pensar con claridad.
Y sé que ahora imaginas mi sonrisa.
No te preguntes por qué, no es necesario.
Sólo busca sentirlo, verlo, imaginarlo, escucharlo.

Despierta, yo ya salgo del sueño.
Quien sabe... A lo mejor incluso es real.



Ana Pecado


domingo, 21 de octubre de 2012

Soplan...


-No te pongas profunda que no nos vamos.
-No nos vayamos para no dejar de serlo.
-¿Sabemos cuánto tiempo nos queda?
-Nada ni nadie nos va alejar de este soplo.
-¿Qué soplo?
-El que hace que las ramas de los arboles se muevan para dejarme oirlas cantar.
-¿Siempre te cantan a ti?
-Sólo a quien sabe que cantan y regalan.
-Yo quiero oírlas regalar.
-Pues creetelas y ellas siempre estarán ahí. Nunca te dejan.






Ana Pecado

jueves, 4 de octubre de 2012

Una lágrima está aqui, y es tuya.



Sólo un vientre la hace volver,
sólo un camino la guía.
Ella sabe lo que quiere.
No dejes que el miedo la llame,
déjala volver.
Aleja la herida que en ella se esconde.
Negativas,
              rechazo,
                                 indiferencia...

Nada esperas que devuelva su cicatriz.

Salta sin miedo a caer,
agárrate al arte que desprenden.
Aléjate sin más.
Acerca al abrigo tus miedos.
Guárdalos,
                 aprende,
                                    témplala...

¿Nada esperas que devuelva su cicatriz?
Si no deseas, desiste.
Aguarda entre sábanas su vuelta.
Pero si no deseas, deja de esperar.
La cicatriz ya se cerró.

Tu no estabas.







Ana Pecado




Si volara

Por más lejos que te encuentres,
imposible a mi visión,
ten bien presente y comprende
que como el gigante Sol
que a tantos años luz hierve,
iluminas tú mi yo
haciendo que te recuerde.
Eres tú como el amor,
no se ve, pero se siente,
y que no hay distancia, no
que nos diste para siempre.

Pese a sentirte lejana
e intangible a mi notar,
dentro de mí estás atada,
nunca me abandonarás.
Sentimiento que no acaba
como en los mares la sal,
si poseyese dos alas
y volara cual rapaz,
saltaría de las ramas,
dejaría todo atrás.
Me repito, si volara.

Rafael Eduardo

martes, 25 de septiembre de 2012

Mi amigo no nació, no le dejaron.






No llegó a nacer, en cambio, supo que sentía vergüenza y vergüenza le daba sentir la misma. 
Pensando el día en que no os oyó... ¡No pudo siquiera escucharos! 
Incluso intentaba hablar pero nadie se percató de su llanto, de su súplica. 
Él no llegó a nacer.

Me pregunto quien es mi amigo. 
A veces, incluso pienso que no-es.
Pero yo sé que es mi amigo, que intentó hablar, que quiso escuchar, quiso tocar y quiso besar.
Pero nunca pudo.
Él no llegó a nacer.



Ana Pecado

(No vayan a lo fácil amigos, dejen volar su imaginación)


lunes, 17 de septiembre de 2012

Y siempre tan pura


Oh, tú, poesía bendecida
donde el alma en versos se desata,
siento que a la vez que das la vida
me la arrebatas.

Oh poesía, cuando encendida
alumbras más que cualquier fogata,
aunque das luz a la flor florida
también la matas.

Oh poesía, cuando sin bridas
cabalgas, y órdenes no acatas,
igual que al río otorgas crecidas
lo deshidratas.

Oh, tú, poesía, eres bandida,
señorial, dulce, cortés, pirata,
brotas del alto estilo de vida
y de entre ratas.





Rafael Eduardo

domingo, 9 de septiembre de 2012

Prohibido olvidar.


La mirada de un chiquillo
ya sin brillo
en sus ojos,
se siente como un despojo
entre el rojo
de cuchillos.

Él jamás podrá entender
un ayer
sin conflictos,
y por un hambre irrestricto
se ve invicto
con ''comer''.

Su recreo está en las ruinas
y camina
sin temor,
ni minas alrededor
su pavor
contaminan.

Si de pronto suenan tiros,
sin respiro
vuelve a ''casa''.
Bien sabe por qué la masa
no está escasa
de suspiros.

Malvive en una maraña
que con saña
se complica,
no le escuchan, mas explica
que le pica,
¡que le daña!

Sangre ajena en abundancia
corta infancia
tiñe triste,
mas este niño resiste
aunque viste
cara rancia.
[ah5.jpg]
Treinta sueños al mes rotos
por pilotos
bombarderos.
Se siente perecedero
en tan fiero
terremoto.

...Será tan sólo un cuerpo más
que acabará en el vertedero...




Rafael Eduardo...

sábado, 25 de agosto de 2012

Tu sed, mi veneno.



Pasiones quiebran desconsuelo,
cuando rompe a llover.
Es mi colchón o es tu pelo,
todo húmedo ha de ser.

Esperando respuestas
cada noche escribo en papel,
papel con que acaricio,
y, dormida, recorro tu piel.

Siempre sabes de mi vuelta.
Sabes que nunca me "iré".
Mi cintura está traviesa,
quiso jugar contigo ayer.

Y no dudes mi deseo
adivina de mi miel.
Yo agradezco tu hambre,
ven y quitate la sed.







Ana Pecado


sábado, 11 de agosto de 2012

Pendiendo de pocos hilos


Esto va para aquel
que aguante mil tormentas
con mi terca persona,
a quien cuando el vergel
de sonrisas se seque,
humedezca la zona

con la mera esperanza
de que un tímido brote
llegue un día a nacer.
¡No al que tanta alabanza
hueca, frágil, sin peso
desee hacerme ver!

Al que en medio de lluvias
con paraguas de dedos
se aparezca brillante.
Al que otorgue luz rubia
en el negro del gris
cuando crezca incesante.
¡No al que ofrezca mil barcos
pa cruzar estos mares
y al final no los de!
Al que con gestos parcos
demuestre lo que siente
y crea en mí sin fe.

Al que con un abrazo
serene el huracán
que haya en mi pensamiento.
Al que tienda los brazos,
escuche, mire, entienda
y reserve su aliento.
¡No al que otorgue una flor
seca, enferma y marchita
regada con recelo!
Al que preste calor
en las horas de invierno
y me eleve del suelo.


Al que tenga unos ojos 
que sirvan de cobijo a 
mi mirar vagabundo.
Al que cuando esté flojo
me de un gigante impulso
para correr el mundo.





Rafael Eduardo






viernes, 3 de agosto de 2012

Amor cortés


Amor a escondidas, amor cortés.
Pecado es tocarte,
cuando entre sabanas se perdió...
Mentiras baratas que disimulan mi pasión.            
Es húmeda la noche de Julio contigo y sin ti.

Volvemos a jugar a solas.
Amor a escondidas, amor cortés.

Jugábamos a soñar sin miedo, a sentir,
cuando en nuestras manos se palpaba lo improbable.
Tú mi vestido y yo el porvenir.

Amor a escondidas, amor cortés.
Volvemos a jugar a solas.
Tú mi vestido y yo el porvenir.







Ana Pecado

domingo, 29 de julio de 2012

Mentira


Lo que la palabra miente al oído
lo desmiente a los ojos la mirada.
La palabra, si es hueca y sin sentido,
se rechaza y es por el viento arrastrada.
Queda perdida en lo más hondo
de la más profunda nada.













No me engañes, ¡no!, y menos a tí mismo.
Pobre el que padece de hablar incierto.
De tu mente a tu boca: ¡cataclismo!
Cultivas falsas con labios por huerto.
¿Qué eres si no eres tú mismo?
Encuéntrate. Te lo advierto.


Rafael Eduardo

miércoles, 25 de julio de 2012



"Perdida entre sueños de desconocidos camino descalza,
con cicatrices despierto arropada.
Despierto sabiendo del fin de la amapola y el fin de tus ganas.
Despierto cansada..."





Ana Pecado

lunes, 23 de julio de 2012

martes, 17 de julio de 2012

Aves de España

Los albatros vuelan desorientados
sin dar con una dirección conjunta.
Todas las palomas han emigrado,
nadie sabe a dónde... ni lo pregunta.

Mientras, los loros con su letanía
no dejan de emitir huecos sonidos,
falsos y corruptos...-Desconfía,
habita la mentira en sus graznidos-.

El águila imperial se eleva altiva
sobre aquellas aves que en remolino
se agitan y chocan, casi no vivas,
náufragas en el aire sin destino.

Y no ocurre que estén las alas rotas
o que el pico esté desgastado o romo,

Rafael Eduardo

sábado, 14 de julio de 2012

¿Miedo?

Maldita sea la decepción.
Nadie juraría haber odiado amando...
Cuando en llanto se quiere pasado abrazo,querido olvidar.
Odio a resignación tras decisiones que nunca sabremos si fueron a bien o mal.
¿Y que se yo? Si no es poesía lo que en palabras plasmo. No es más que sentimiento. 
Mi sentimiento. 
Y es ese sentimiento mi poesía.






Ana Pecado

lunes, 9 de julio de 2012

Para el hombre que más siente.




Frialdad, rechazo indirecto.
Actos que insinúan tu mentira ahogada.
No eres quien cambia el mundo.
Eres quien lo estanca.
Tu no eres tu arte.
Tu arte es tu máscara.  

Ana Pecado

jueves, 5 de julio de 2012

Acompáñame siempre


Sólo te pido que me acompañes
como las estrellas a la luna,
no faltes por donde quiera que ande,
se visible incluso hasta en la bruma.

No te escondas, no me evites, no,
que nos unen lazos irrompibles,
estate siempre a mi alrededor
ya sea en desiertos o en jardines.

Que no falte nunca tu palabra
grata a la vista como al oído,
no importa dónde, sólo dala.
Mañana en el mangle. Hoy entre olivos.

¡En la más alta montaña
o en el fondo submarino!

Impregna mis aires con tu esencia
asesina como milagrosa,
pues bien iluminas ¡o hasta incendias!
pupilas si a los ojos te asomas.

Nunca desaparezcas del todo,
colma mis pulmones si respiran,
brota de los labios, de los poros
y guía mis pasos si caminan

Quédate siempre, siempre a mi lado,
cuando rebrote en el alba el sol,
cuando se marchite en el ocaso
y el cielo se integre al exterior.

Muéstrame dónde está tu halo
¡con tu silencio! o tu voz...


Rafael Eduardo

viernes, 29 de junio de 2012

Olvido.




Calmando sentidos,
vuelvo a llantos sin abrigo.
Olvido tu tacto, alejando mi oído,
pero tu voz a lo lejos, los deja intranquilos.






Ana Pecado

viernes, 22 de junio de 2012

Pasan los tiempos y recuerdos


Pasan los tiempos y recuerdos
y veo que el instante es tan frágil,
tan efímero como los sueños
y como el fuego intangible
que incansable se consume
mientras la arena se precipita
pasando uno, y otro, y otro lunes...
y pasando calendarios.
Se vuela la vida como
esa distante estrella fugaz
así que trata que como el oro
brille su súbita estela.
Siguen los vientos a prisa
precoces devorando segundos
y aunque no sientas que te lastiman
te aproximas con cada uno
al descanso indescriptible
del que no se puede regresar,
donde algún día habré de irme
y obviamente: también tú.


Rafael Eduardo

sábado, 16 de junio de 2012

Verde, blanca, y mierda


Esta es una tierra que se debate
entre tanta pena como alegría,
la navegan bien botes como yates.
Hablo de mi Andalucía

Donde se extienden los campos de olivo
cultivan más la corrupción hoy día,
donde conviven humildes y altivos.
Hablo de mi Andalucía

Yo deseo que llueva en un futuro
para limpiar toda la porquería
que frente al sol hacen tu nombre oscuro,
mi querida Andalucía.






Rafael Eduardo

lunes, 11 de junio de 2012

¡Ay, Pasión!


Sin más que vacío,
lleno días de nostalgia con nada.

Ansío tu mirada tímida y espabilada,
que me deja saber y ser deseada.

Estudio tu ser desde lejos en bragas,
siendo en frasquito tu huella enmarcada.

Ni lejos, ni cerca, y solo con ansia,
despierto el aliento, pensándote, zángana.

Tiemblen los ojos que dan de abrigo,
tiemblen las manos que buscan castigo.

Prohibido tu ser señora que apaga
las frías haciendas de oro, baratas.

Envidio caricias egoístas, ignoradas,
que me dejan desear, sabiendo de mis ganas.



Ana Pecado

martes, 5 de junio de 2012

Fuera tapujos.



Quiero esos gestos de locura que pides que no mire 

y la anormalidad asfixiando mi cuerpo.


Pensarnos es... 

saber de la amargada existencia de nuestro pecado escondido.





Ana Pecado



domingo, 27 de mayo de 2012

Bragas por palabras

Traté, tonto, quitarte las bragas con palabras.
La primera vez que rompieron mi corazón.
Así pues, tú, ten bien presente siempre que te abras
que aunque fui iluso, hoy musa, no rehúso de este don.

Pasarás de cama en cama sin que pertenezcas 
a ninguna. Yo lloré tu nombre en mi almohada.
Y entre sábanas ásperas, al tiempo que crezcas
sabrás que da igual la noche; importa la alborada

Musa hoy, en este poema; pero en ninguno más,
cuando la poesía acabe, otra cosa serás.

Rafael Eduardo

lunes, 21 de mayo de 2012

A tan sólo 20 pies

A la casa de enfrente
que obligado estoy a ver cada día,
tu alegría ya es inexistente,
siempre te encuentras sola y vacía.

El sol choca en tus paredes,
pero dentro no hay luz, está oscuro.
Una oscuridad que vio que cede
la vida de modo prematuro.

No se asoma un solo ser,
ni una sonrisa, ni una voz... nada.
Por una ventana en la que ayer...
...
Ffffffffffff
...
-Siempre luto y persianas bajadas-.

My Chemical Romance-Cancer

Rafael Eduardo

domingo, 13 de mayo de 2012

Todo pasa.

Elegante y silencioso son nos guía.
¿Sabes? Como los segundos pasan,
también los encuentros.

Cada mirada y cada palabra. Todo pasa.
Y nos hacemos creer creciendo
como personas y no como espectros.


jueves, 10 de mayo de 2012

Rima IV



No digáis que agotado su tesoro,
de asuntos falta, enmudeció la lira:
Podrá no haber poetas;
pero siempre habrá poesía

Bécquer, Rima IV

lunes, 23 de abril de 2012

Desechando lamentos.



Desechando lamentos, 

tu basura cubre nuestra luz.

Luz que quema más que vidas.

¡Las perdidas en el sur!

A la deriva entre vidas,

se respira, no razón.

No corras. Yo no lloro.

Sólo escribo para un cajón.









Ana Pecado: Imagen y poesía

viernes, 20 de abril de 2012

Dime paz...




Dime paz, si la guerra es en tu nombre.
Dime paz, si por miedo a ella te escondes.
Dime paz, cómo es que hay que responder.
¿Con guerra?, paz, ¿al que guerra trae con él?




Dejando escombros.


Dejando escombros en pasado,
vuelvo a caminar sin dirección,
me guía un suave y dulce atuendo,
que llena los días con su frescor.




Ana Pecado: Imagen y poesía

martes, 17 de abril de 2012

Si vienes a verme.

Si vienes a verme, te regalo un beso.
Sólo, si vienes a verme.

Si dejas de pensarme y empiezas a creerme,
verás esos viajes vestidos de miradas,
 que pisados por triviales abrazos hicimos cortos.

Si dejas de imaginar y sientes,
sabrás que el beso esperado es tu felicidad que acaricia mis labios,
los que te mecen y te arropan dormido.

Sólo si vienes a verme, te regalo un beso.
Sólo, si vienes a verme.





Ana Pecado: Imagen y poesía

miércoles, 11 de abril de 2012

¡Navega!


Quizá algún día me mires
y ya no sea el de antes,
pero... tú jamás olvides
que mi llama siempre arde.

Cuando zarpe en mis deseos
a un mar desconocido,
que me guíe tu recuerdo.
-Un susurro entre gritos-.

Que mi alma es de navegante,
que mil puertos me esperan,
tú no temas cuando zarpe.
-Anclarse es el problema-.

Obedeciendo a mi instinto
surcaré todos los mares
sin seguir aquellos ritmos
de quien pudre su carne

anclado en el mismo puerto,
ignoto de otras brisas,
marchitando con el tiempo,
con los sueños hechos trizas.



Rafael Eduardo

domingo, 8 de abril de 2012

Quizás vistamos páginas de blanco.


... quizás de un soplo de brisa fresca.
Quizás sabiendo cual es el gesto a sentir.
En una mañana o una noche,
solo quizás...




                                                        


Ana Pecado: Imagen y poesía

miércoles, 28 de marzo de 2012

Remolino de ideas

Están en un torbellino
mis sentimientos girando
sin un orden ni destino
y con violencia arrasando
con todo lo que yo pienso
¡torbellino arrasador!
¡cese ya tu tan intenso
viento centrifugador!

Se arremolinan ideas
que se chocan entre sí
aletean y aletean
cual torbellino estoy: así....


Rafael Eduardo





martes, 27 de marzo de 2012

Excitada.


Miradas borrosas,
miradas absortas,
confunden los años,
mi ser, tal vez.

Sin daño envolvente,
locura nos chilla,
los años confunden,
y me ven crecer.

Amables miradas,
sonrisas apagan,
la niñez de dentro,
que te llenan de...

Que los años piden,
lo que yo conozco,
amor, pasión,
y mi niñez.

Confusas las llamas,
que muestran mis ojos,
que observan tus años,
y me dejan siem...

Presente o pasado,
futuro es pecado,
confusos los ojos,
que me dejas ver.

Con dientes confundes,
los años que aburren,
distancia es pecado,
y yo siempre estaré.

Marchitando en olvido,
confusos sentidos,
el fuego que quema,
y los años de ayer.



video



Ana Pecado: Imagen y poesía

domingo, 25 de marzo de 2012

Lo improbable.

Pero yo si pido más,
sentir que me deseas,
y deseas lo improbable.

Si te hace sentir y te llena mi mirada,
desea más que un silencio y mis pasos.



Ana Pecado: Imagen y poesía

Amar.



Ana Pecado: Imagen y poesía

viernes, 23 de marzo de 2012